23 sept. 2014

Consejos de ahorro energético en comunidades de propietarios

Nuestros fontaneros y electricistas te recomiendan este post con consejos de ahorro energético en comunidades de propietarios:

En este artículo mencionaremos algunos consejos o medidas que permitan ahorra energía a las comunidades de propietarios en sus instalaciones.  Siempre se recomienda que, a la hora de realizar una intervención en aras de optimizar la eficiencia energética, esta se lleve a cabo a nivel comunitario de todo el edificio,  bien a nivel de mejorar la piel o envolvente del mismo o de sus instalaciones, puesto que de este modo es como se consiguen los mejores resultados, manteniendo además la salubridad y la integridad estructural del edificio y previéndose unas normas o consejos de uso y mantenimiento que eviten problemas a posteriori o la aparición de cualquier tipo de patología.

Además será preciso valorar si dicha actuación es rentable para lo que se requerirá la valoración del coste que supone implementar dichas medidas de mejora y valorar los períodos de amortización a partir de los ahorros energéticos alcanzados. En las instalaciones comunitarias os propondremos los siguientes consejos.

INSTALACIONES DE CALEFACCIÓN Y ACS.

Se recomienda la sustitución de equipos individuales de calefacción y acs por sistemas centralizados de forma que se aíslen adecuadamente todos los conductos y tuberías de la red de distribución interior, tanto las montantes como los tramos que discurren desde la sala de calderas a las viviendas y los que pasan por zonas no climatizadas (espacios comunes) puesto que son los que sufrirán mayor pérdida de calor.

Es conveniente instalar un sistema de control que permita su correcto funcionamiento de acuerdo a la demanda energética de la misma, para lo que es conveniente optar por sectorizar el edificio en varias partes y emplear sensores y equipos que permitan conocer y controlar la temperatura, el grado de humedad de cada zona, la regulación de las bombas, etc.

Sustituir las calderas por otras que presenten una mayor eficiencia energética, es decir que presenten mejor rendimiento, de manera que, para una demanda determinada, se reduce el consumo de energía necesario por la misma.  Dichas calderas además van a generar inferiores pérdidas de calor en los conductos de la instalación.

Cambiar aquellos elementos de regulación por otros cuando estos tengan mucho tiempo o presenten síntomas de deterioro, algunos de estos pueden ser el quemador o la caldera. De esta forma el ahorro alcanzado puede oscilar entre  el 7 al 9% del consumo de energía, sobre todo si ambas medidas se realizan conjuntamente.

Aislar aquellas calderas no calorifugadas permite ahorrar hasta un 3% de energía y además mejora su rendimiento. El ahorro de energía conseguido y los plazos de amortización se resumen en la siguiente tabla:



INSTALACIONES DE ILUMINACIÓN:

Emplear equipos que permitan una adecuada gestión y regulación de la iluminación sobre todo en las estancias de paso o zonas comunitarias para optimizar y adecuar el consumo eléctrico, destacamos los siguientes consejos:

Colocación de sensores de luminosidad para poder adecuar los niveles de iluminación de una zona, de  manera que se regulan automáticamente según la cantidad de luz natural que presenta a dicha zona.

Con los sensores de presencia se consigue que sólo se active la iluminación de forma inmediata si  el sistema detecta presencia de personas.

Mediante el uso de temporizadores un punto de luz sólo se mantiene encendido durante un tiempo determinado.

Con la sustitución de las clásicas bombillas incandescentes por otras de bajo consumo se puede conseguir grandes ahorros de energía, sobre todo teniendo en cuenta que estas pueden durar hasta 10 veces el tiempo de una normal, con un consumo mucho menor. Así se podría iluminar de manera más eficiente sin que se vean mermados por ello los niveles de iluminación.  Como ejemplo si sustituimos una bombilla incandescente de 100 w por otra de bajo consumo de 20 w se alcanza un ahorro en todo su periodo de funcionamiento de 64 €, siendo perfectamente amortizable la inversión.

Recomendamos sobre todo usar las de tipo fluorescente compacto o bien las de LED, sobre todo si pretendemos utilizarlas para iluminar de manera ornamental en espacios comunes.

También se recomienda sectorizar  ciertas partes del edificio donde existen gran cantidad de luminarias que se pueden encender simultáneamente, como es el caso de garajes, de manera que sólo se encenderían las que se encuentran próximas a la zona que ocupa el usuario, de manera que este sistema de gestión más eficiente permite mayor ahorro.

INSTALACIÓN DE AGUA            

El ahorro en el consumo de agua en un edificio cobra también especial importancia para intentar mejorar y optimizar el consumo energético de un edificio, de manera que citaremos las siguientes recomendaciones:

Utilizar grifos termostáticos monomando que presentan selector de caudal, de manera que con estos se realiza una correcta mezcla entre el agua fría y caliente evitándose la pérdida innecesarias de agua, también mediante grifos momonando de apertura doble se puede conseguir una gestión adecuada debido a que presentan un tope que consigue importante reducción de hasta un 50% del consumo.

Si estamos ante un agua muy dura que presenta mucha cal es recomendable colocar elementos o dispositivos para reducirla que se instalarán en los equipos y en ciertas partes de la instalación para poder conseguir un mejor funcionamiento de todo el conjunto durante más tiempo.

En el caso de los inodoros se puede optar por instalar cisternas que interrumpen la descargas y de este modo permiten controlar  el caudal que se aporta en cada descarga, así se consigue una reducción y ahorro  considerable  en el caudal de agua.

Otra opción a valorar son los reguladores de temperatura en duchas que van a permitir hasta una reducción del 5% en el consumo. Así mismo se recomienda el empleo de perlizadores  debido al importante ahorro que se consigue de hasta un 50 % del consumo de agua.



MANTENIMIENTO GENERAL y AUDITORIAS:

Es necesario realizar un mantenimiento periódico de las instalaciones comunitarias en el edificio para poder garantizar su adecuado funcionamiento, evitar la aparición de posibles patologías y prolongar su período de vida.  La forma más adecuada de llevar a cabo estas tareas es mediante la delegación a empresas de mantenimiento que dispongan de la experiencia necesaria así como con los profesionales capacitados para realizar dichas tareas.

Además también es muy recomendable que las Comunidades de Propietarios realicen auditorías energéticas para poder establecer el estado de dichas instalaciones y poder detectar aquellos problemas que puedan afectar e impedir su correcto funcionamiento para poder adoptar unas pautas y medidas necesarias que permitan su subsanación. Estas Auditorías también sirven para dar la información que los usuarios deben de conocer para realizar el correcto  mantenimiento de las mismas y permitir su adecuado funcionamiento, de forma que siempre serán  particulares para cada instalación y también mediante un estudio de viabilidad económica para valorar los costes o inversión necesarios, los ahorros de energía conseguidos y los plazos de amortización.

Artículo vía Portal eficiencia energética OVACEN para horrar en las comunidades de propietarios.

gCuenta es un producto Premium de Servicios Integrales 24H en toda España. + info 900 111 900