30 jun. 2014

Nuevos servicios para Bancos, Inmobiliarias, Abogados...
















gCuenta actualiza su web con nuevos servicios para Entidades Bancarias, Inmobiliarias, Aseguradores, Abogados, Administradores de Fincas...  

+ MANTENIMIENTOS NACIONALES DE INSTALACIONES DE EMPRESAS/FRANQUICIAS: 
- Mantenimiento y reparación.

+ ALZAMIENTOS JUDICIALES ABOGADOS, PROCURADORES E INSTITUCIONES: - Apertura de puertas.

+ RECUPERACIONES PARA INMOBILIARIAS Y ENTIDADES BANCARIAS & COMPAÑIAS DE SEGUROS DE HOGAR: 
- Somos unico interlocutor.
- Cumplimiento de timings.
- Intervención y documentalización fotográfica.
- Redactamos informe de daños y reparación.
- Control de calidad y cierre servicio/siniestro.

Nuestros servicios son operativos 24H/365D

blog.gcuenta
twitter.com/gcuenta 
facebook gCuenta

gCuenta© es un departamento de grandes cuentas de Yavoi Europa S.A CIF: A96361605
Sede central: C/.Fontanares 82 46018 Valencia, con oficinas en toda España.
T. 900 111 900
premium@gcuenta.com


23 jun. 2014

Empresas resistentes contra viento y marea

La creación de empresas acumula cuatro años consecutivos de crecimiento en España. Aunque todavía se está lejos de los niveles previos a la crisis, en algunos sectores como Hostelería, Comercio, Educación, Transporte y Almacenamiento o Agricultura ya se sobrepasan claramente los niveles de 2008, el último año en el que se dieron de alta más de 100.000 empresas en España. Es cierto también que los últimos datos recopilados por nuestro Gabinete de Estudios Económicos muestran cierta ralentización: entre enero y mayo se dieron de alta 43.642 sociedades mercantiles, un 1,5% más que en el mismo periodo del año pasado; en el mes de mayo, el número de empresas creadas (8.122) fue un 7,05% inferior a mayo de 2013. Sin embargo, más allá del importante paso que supone cubrir los trámites para constituir una sociedad, la clave está en la capacidad de supervivencia de estas aventuras empresariales. Y el hecho es que en España hay sobradas muestras de perdurabilidad. El Gabinete de Estudios Económicos ha analizado el tejido empresarial español y ha encontrado compañías fundadas a comienzos del siglo XVIII y que siguen operativas hoy en día, todo un ejemplo de resistencia.

Este grupo de empresas ilustres que han sobrevivido a guerras, cambios de régimen político, transformaciones sociales radicales y un sinfín de vicisitudes agrupa diversas actividades, evidenciando que no es un único sector el que funciona cuando la gestión del riesgo empresarial se hace de una forma eficaz. Ese es el caso de J Vilaseca (Barcelona 1714), una empresa catalana que lleva 300 años establecida en el negocio de la fabricación de papel, o de Banco Etcheverría (La Coruña, 1717); la bodega cordobesa Alvear (1729); los cuchilleros Arcos Hermanos (Albacete, 1745); la consignataria de buques Matas S.L. (Girona, 1784) o las célebres Antonio Barbadillo (Cádiz, 1821), Ybarra (Sevilla, 1842); Loewe (Madrid, 1846) o la Sociedad General de Aguas de Barcelona (Agbar), creada en Lieja (Bruselas) en 1867 para el abastecimiento del entonces nuevo barrio barcelonés del Ensanche. Lógicamente, los años no pasan igual para todos y hay sociedades que han sufrido profundas transformaciones; un ejemplo de ello es Caja Madrid, fundada en 1838, aunque su origen se remonta al Monte de Piedad de Madrid fundado en 1702, y que 170 años después encabezó el holding Bankia, que precisó ser rescatado con apenas dos años de existencia. El sector financiero es, precisamente, paradigmático en ejemplos de empresas duraderas, tales como Banco Santander (Cantabria 1857); Catalana Occidente (Barcelona 1864), Banco Sabadell (1881), o la Banca Pueyo (Badajoz, 1890).

Pero, como señalábamos antes, abundan ejemplos en todos los sectores. Ahí está la firma textil Tavex (Guipúzcoa, 1846); Mundial Cork (Girona, 1869), especializada en la fabricación de tapones de corcho; Gastón y Daniela (Madrid, 1876), una marca de alta decoración textil; la cervecera DAMM (Barcelona, 1876); Lotusse (Baleares, 1877), de calzado de alta calidad; Compañía Vinícola del Norte de España (Álava, 1879); el Grupo Godó (Barcelona, 1881); Majorica (Baleares, 1890); Tubos Reunidos (Álava, 1892); Borges (Tarragona, 1896); Iberdola (cuyo origen se remonta a Hidroeléctrica Ibérica (Vizcaya 1901), posteriormente integrada en Iberduero (1944) y a Hidroeléctrica Española, constituida en Madrid en 1907); Uralita (Madrid, 1907); los Laboratorios Viñas (Barcelona, 1911), la constructora Obrascón Huarte Laín (Madrid, 1911) o Freixenet, que este año está celebrando su centenario, aunque sus orígenes se remontan a más de medio siglo antes.

En la tabla que adjuntamos, podéis consultar una selección de empresas españolas que pueden exhibir con orgullo una experiencia centenaria en su negocio.




























Nota: Origen empresarial más allá de refundaciones, fusiones y/o cambios de actividad que modifiquen esta fecha en los datos actuales según Registro Mercantil

Fuente: Gabinete de Estudios Económicos de axesor


gCuenta es un producto Premium de Servicios Integrales 24H en toda España. + info 900 111 900

4 jun. 2014

Prohibido entregar las actas de comunidad a los bancos















Es época de Juntas de comunidad, de cambios de Presidente y con ellos, cambios de firmas en las cuentas corrientes que las comunidades de propietarios mantienen en los bancos.

Hasta hace poco tiempo, el procedimiento más generalizado para llevar a cabo la modificación de las firmas que podían disponer de los fondos comunitarios -en las condiciones particulares que cada comunidad tenga establecidas- era un escrito a la entidad financiera en el que se recogían las firmas de los cargos entrantes y salientes, acompañado del acta de la Junta en la que se habían nombrado los nuevos cargos. Era bastante lógico y muy sencillo de utilizar ese documento interno de la comunidad como justificación y prueba de los nombramientos.

Sin embargo, la incorporación de la protección de datos en todos los ámbitos y en el de las comunidades de propietarios en particular, nos obliga a todos a ser muy cuidadosos en el tratamiento de toda clase de información personal y a extremar las precauciones en todos los supuestos de cesión de datos a terceros.

En el caso concreto de facilitar las actas de las Juntas de comunidad a los bancos, el Colegio de Administradores de Fincas de Almería formuló una consulta a la Agencia Española de Protección de Datos, respondida en el Informe 0303/2009 de su Gabinete Jurídico que no deja ningún lugar a dudas sobre su inadecuación a la vigente Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal: ”Como conclusión, cabe entender que la solicitud del Libro de actas, que contiene datos de carácter personal de los demás propietarios de la finca, incluso de terceras personas, para la finalidad concreta perseguida, es innecesaria ya que la certificación aludida puede cumplir con similar eficacia dicha finalidad y ser idónea, y no supera el juicio de proporcionalidad en sentido estricto, en el sentido de que resulta desequilibrada, por derivarse de ella más desventajas para el interés general o respecto de otros derechos en conflicto, como sería el derecho  fundamental a la protección de datos de las personas que se citen en las actas de la Junta, que beneficios”.

Una alternativa clara que acredita los nombramientos y se ajusta a lo dispuesto en la Ley de Protección de Datos, es la certificación por parte del Secretario (o Administrador) de la comunidad del acuerdo en el que se renuevan los cargos y, con ellos, la capacidad de disponer de la cuenta comunitaria: “Que tales datos pueden ser comunicados mediante la correspondiente certificación expedida por el Secretario-Administrador de dicha Comunidad, de cuya exactitud y  veracidad responderán dichos Órganos de gobierno de la Comunidad ante la entidad financiera, sin que corresponda a la entidad financiera fiscalizar la legalidad del funcionamiento de la Comunidad de propietarios”.

Este mismo criterio es de aplicación en los supuestos de apertura de la cuenta para las Comunidades de nueva constitución, o para las que deciden cambiar de entidad financiera, sin aceptar los planteamientos de alguna de éstas que sigue solicitando el libro de actas con la excusa de que han de enviarlo a la Asesoría Jurídica.

En resumen, las Actas de la comunidad no pueden facilitarse a nadie ajeno a la misma, aunque en ella se reflejen acuerdos que puedan afectar a terceros. Cuando sea necesario dar cuenta de alguno de los acuerdos, deberá certificarse, tal y como se hace con las deudas de un propietario moroso como paso previo a su reclamación judicial. Con ello evitaremos cuantiosas sanciones de la Agencia de Protección de Datos y posibles demandas de algún propietario que se sienta perjudicado.

Y para facilitar esta tarea, hemos elaborado un Certificado de renovación de cargos que pueden descargar nuestros usuarios, rellenándolo con los datos relativos al acuerdo de su comunidad.

gCuenta es un producto Premium de Servicios Integrales 24H en toda España. + info 900 111 900