17 ago. 2011

¿Qué es el Marketing Olfativo?

















¿Cuantas veces te ha pasado de entrar en un cinema, sentir el olor de palomillas y desear comerlas y por ende decidir comprarlas? ¿Y no te ha pasado de entrar en shopping, sentir un perfume agradable y encontrarte con el deseo de comprar algo?

El Marketing Olfativo se basa en los estímulos que los olores producen en nuestras emociones y cómo esos estímulos pueden influenciar nuestro comportamiento a la hora de comprar.

El olfato es probablemente el sentido que menos utilizamos y el marketing tradicional suele basarse en el sentido de la vista (las imágenes de una campaña publicitaria) o el oído (la musica que acompaña las imágenes).

Sin embargo, el olfato es el único sentido que está relacionado con el área del cerebro en las que se generan las emociones, con lo cual producir estímulos olfativos influye sobre nuestras emociones, ni más ni menos.

El Marketing Olfativo permite crear una identidad de marca basándose en un olor. Por ejemplo, para los consumidores de hamburguesas de una cierta marca, piensen en cuando pasan cerca de una cierta tienda y sienten ese olor a papas fritas único (no es el mismo olor de las papas fritas caseras, verdad?). Este olor representa la identidad olfativa de esa marca.

Como toda forma de marketing, el marketing olfativo permite influenciar el comportamiento del consumidor y dirigirlo hacia la acción de comprar. ¿Es una forma de manipulación? Es probable, pero en este caso no sería tan diferente de los mensajes subliminales de las campañas publicitarias visuales o del Neuromarketing.

Lo importante es ser consumidores conscientes e informados, y no permitir que otros dirijan nuestra conducta.

El Marketing Olfativo tiene mucho potencial para aquellas empresas o marcas que quieran establecer una identidad propia, ya que la marca olfativa se imprime en la memoria de los consumidores. Se utiliza mucho en los hoteles, mediante difusión en las habitaciones y en las áreas comunes de una fragancia personalizada que le da al huésped una sensación agradable y contribuye a hacer su estadía más placentera. En este caso, no estimula a comprar, sino que crea una experiencia grata e imprime en la memoria del huésped sensaciones placenteras que harán que desee volver a ese hotel.

Sin embargo, el empleo de substancias sintéticas, muchas veces provoca reacciones alérgicas que hacen que la experiencia no sea tan agradable. Por eso aconsejamos utilizar aceites esenciales naturales puros en toda campaña de marketing olfativo.




gCuenta es un producto Premium de Servicios Integrales 24H en toda España. + info 900 111 900