8 jul. 2011

El Colegio de Arquitectos promueve la inspección de inmuebles de más de 50 años.




















Mimar los edificios, el Colegio de Arquitectos promueve la inspección de inmuebles de más de 50 años.

No es extraño pasear por el casco histórico de la ciudad y encontrar edificios cubiertos con redes para evitar que caigan cascotes. Solo en Ciutat Vella existen, según los últimos datos del Ivvsa un total de 58 viviendas en ruina y 312 desocupadas.

Son edificios peligrosos que pueden causar deprendimientos y que, además, afean la ciudad. Para evitar la peligrosidad y atendiendo a lo que se establece en la Ley Urbanística Valenciana (LUV), los propietarios tienen la obligación de controlar el buen estado de las estructuras, las fachadas y la salubridad de sus inmuebles.

Concretamente, la legislación establece, en su artículo 2007, que los edificios de más de 50 años deben pasar una Inspección Técnica (ITE) cada cinco años, tal como ocurre con los vehículos. Aunque el Colegio de Arquitectos no concreta cuántos edificios se deben acoger a esta medida, en esta campaña entran ya a formar parte de las viviendas inspeccionables todas los que se construyeron en los años 60, unos 600.000 en toda la provincia.

En este momento, el Colegio dispone de 877 arquitectos para realizar el control de los inmuebles en una bolsa de profesionales que ha creado para atender a peticiones de toda la provincia. El precio de las inspecciones está establecido de antemano: 50 euros por propietario.

Aunque la LUV obliga a hacer controles de edificios, no castiga que no se realicen. La ITE es solo necesaria a la hora de solicitar ayudas para la rehabilitación de viviendas y de fachadas y también a la hora de vender un inmueble.

Pero lo cierto es que el número de inspecciones que han realizado los arquitectos en los últimos tres años es irrisorio en la ciudad. "Hemos hecho solo 1.500 y si tenemos en cuenta que en la década de los 50 se construyeron unos 150.000 edificios podemos decir que es una cifra baja", incide el presidente de los arquitectos, Luis Sendra. En consecuencia, y si la ITE es necesaria para rehabilitar los edificios, se puede concluir que las mejoras en las viviendas en la ciudad son testimoniales.

"La crisis ha hecho que baje el número de rehabilitaciones. Si la gente no tiene recursos para nada, en lo último que piensa es en estas cosas", añade Sendra.

El colectivo de arquitectos considera que la rehabilitación es básica y hacia este ámbito se debe encaminar el trabajo de los profesionales porque el crecimiento de Valencia está limitado por razones geográficas, así que actuar de dentro hacia fuera es la clave.

Ciudad especial

"Tenemos una fachada marítima, un río y una huerta estupenda que ejercen de límites así que Valencia es una ciudad muy especial", valora Sendra. "Hay una necesidad de acción que es la rehabilitación del parque de viviendas ya existente" y también existe otra necesidad, la de hacer atractiva la ciudad en sus bordes.

La responsabilidad de concluir la ciudad es "de los arquitectos porque somos nosotros los que mejor conocemos la urbe".

EL APUNTE

Rehabilitar los centros históricos

Los propietarios de edificios ubicados en centros históricos protegidos pueden atenderse a las ayudas para la rehabilitación de fachadas y cubiertas. El total de la subvención asciende al 25% del coste, en el caso de edificios protegidos, y al 20% en el resto de casos. Las ayudas serán de mayor cuantía en el caso de que los propietarios tengan rentas bajas. Una de las condiciones 'sine qua non' para acceder a estas ayudas es la presentación de la Inspección Técnica del edificio. En este momento, está abierto el plazo para presentar la documentación y se cerrará el próximo día 3 de octubre.

Fuente: ADN Valencia


gCuenta es un producto Premium de Servicios Integrales 24H en toda España. + info 900 111 900