9 jun. 2011

Los mayoría de los bufetes se siguen conociendo por recomendación personal

La prensa, los directorios, los seminarios y las presentaciones son importantes para conocer a los bufetes de abogados, pero las recomendaciones de terceros sigue siendo el factor determinante para la mayoría de las asesorías jurídicas, según un estudio.
















Hace unos días me llegó por correo, editado por la Editorial La Ley, la versión completa del “Estudio del sector legal de los negocios” que las profesoras de la Facultad de Derecho de Esade, Eugenia Navarro y Sandra Enzler presentaron el pasado mes de enero. Buceando en él encuentro algunas conclusiones interesantes que no se contemplaron, o que se hizo de forma muy superficial, en el resumen que se presentó a los asistentes y medios de comunicación a principios de año.

Uno de los aspectos más interesantes, para un sector que prácticamente no invierte nada en publicidad, a pesar que en 2001 el Estatuto de la Abogacía ya admitía en su artículo 25 esa posibilidad con matices, es cómo en la segunda década del siglo XXI se conoce a un abogado. A pesar de la irrupción de la tecnología, el asentamiento de Internet y el despertar de las redes sociales, los bufetes siguen conociéndose por las asesorías jurídicas de las empresas en una mayoría, un 53%, a través de las referencias de terceros, según refleja el estudio. Es decir, el boca oreja de toda la vida. La satisfacción de mi amigo, conocido o competidor, ¿por qué no puede ser también mi satisfacción?

En segundo lugar para los in-house se sitúan las presentaciones, mientras que para los bufetes esa segunda posición lo ocupa la prensa, con un 25%, que es la tercera referencia para las asesorías de las compañías, con un 15%. El estudio especifica que “según para determinados bufetes ya muy conocidos, los medios de comunicación sólo añaden reputación e información, pero no conocimiento”. El trabajo de investigación de las profesoras Navarro y Enzler con opiniones de más de 500 profesionales refleja en este punto que “la prensa pone más la pista sobre despachos pequeños y medianos, pero parte del trabajo de las asesorías jurídicas internas es conocer bien el mercado para poder encontrar al mejor proveedor en cada caso. La prensa ayuda a la reputación o a encontrar artículos de opinión que puedan parecer interesantes”.

Los directorios también ocupan un lugar importante a la hora de conocer un bufete. Para los abogados de empresa, es su cuarta elección más votada, con un 10%, y sin embargo para los letrados de firmas jurídicas, este porcentaje sube al 20%, siendo su tercera opción más valorada. Por esta curiosa diferencia del doble en criterio, el estudio explica que “los externos dedican tanto tiempo a la preparación de las submissions de estos directorios. También entienden que es el único referente externo o sello de calidad que existe con cierta reputación en el mercado”.

Los seminarios, que se mueven entre el 11% y el 16% de valoración según se pregunte a bufetes o asesorías, “hacen que se descubran no tanto nuevos despachos, sino abogados y estilos, y son la herramienta promocional claramente más efectiva, o por lo menos la que reconocen los abogados de las asesorías jurídicas que añaden valor”, explican las autoras.

Fuente: Expansión.



gCuenta es un producto Premium de Servicios Integrales 24H en toda España. + info 900 111 900