4 may. 2011

¿A qué oferta me apunto para contratar luz y gas?























La liberalización paulatina del mercado de la electricidad y del gas natural, la consiguiente multiplicación de empresas comercializadoras y la proliferación de ofertas bien para cada uno de los suministros o bien combinadas abren nuevas oportunidades a los consumidores pero también hacen más complicado elegir la opción más adecuada a sus necesidades.

¿Compensa pasar al mercado libre o mantener la tarifa regulada de último recurso? ¿Me interesa contratar solo la luz o es mejor incluir también el gas? ¿Cuánto me va a costar realmente la factura con esta oferta una vez que pase el periodo promocional?

Para tratar de dar respuesta a estas preguntas y facilitar la elección de los consumidores, la Comisión Nacional de la Energía (CNE) ha lanzado un comparador de ofertas (en la web www.comparador.cne.es) que ya recoge unas 400 propuestas distintas de 18 comercializadoras.

"Es una solución eficiente de cara a los consumidores y un refuerzo de la competencia entre agentes", apuntó ayer la presidenta del regulador, Maite Costa, durante la presentación de la herramienta. En su opinión, el comparador servirá para dar "transparencia" a los mercados y a los propios oferentes. "Si los consumidores actúan de forma coherente, va a haber una reacción natural de reforzamiento de la competencia", afirmó.

Algo que, sin embargo, está por todavía por demostrar. En la actualidad, y según datos que baraja el propio regulador energético, los ahorros que permite la competencia en el mercado libre respecto a la tarifa regulada (la que fija el Gobierno y revisa trimestralmente) son mínimos. Y esta tarifa de último recurso (TUR) es todavía a la que están acogidos más del 80% de los consumidores domésticos y cerca del 20% de las pymes.

De hecho, en el vídeo tutorial que la CNE ha preparado para explicar el funcionamiento del comparador se aclara que su intención es la de permitir al consumidor "tener toda la información". Solo después añade: "Y, posiblemente, ahorrar un poco de dinero".

Ligeras diferencias

Un muestreo con la herramienta estrenada ayer demuestra que las diferencias entre las ofertas son reducidas. Así, para una vivienda con un consumo intensivo de electricidad (cocina, electrodomésticos y aire acondicionado o bomba de calor) situada en un distrito céntrico de Madrid, el ahorro entre la oferta más barata y la más cara para cualquier tipo de consumidor es de unos 56 euros al año, menos de un 6%. Según datos de la CNE, en otros países de Europa estas diferencias son de hasta el 20%.

En España, la TUR continúa siendo un horizonte del que ninguna empresa se quiere alejar demasiado. De hecho, para un ejemplo como el anterior, solo hay cuatro ofertas que resulten más baratas que la tarifa regulada y el ahorro máximo es solo de 25,5 euros anuales. El nuevo comparador de precios recoge unas 150 ofertas comerciales de electricidad, una cantidad similar de ofertas para el gas natural y alrededor de 80 que combinan ambos suministros.

Una vez que el usuario ha introducido algunos datos básicos de su perfil de consumidor (localidad, consumo anual estimado, potencia contratada, deseo de contar con servicios adicionales), el sistema genera una página con todas las ofertas que encajan con su petición y con el coste aproximado en los dos primeros años de contrato para cada opción. De esta manera, se trata de contrarrestar el efecto engañoso que pueden generar descuentos que solo se aplican en los primeros meses. Cada oferta cuenta con un desglose detallado de los servicios que incluye y sus costes.

Fuente: J.L.N de Cinco Dias



gCuenta es un producto Premium de Servicios Integrales 24H en toda España. + info 900 111 900